Olia Lialina

http://art.teleportacia.org

A diferencia de una botella de vino o de una prenda de diseño, que normalmente mejoran con el tiempo, en el internet (en el World Wide Web, para ser exactos) la calidad se mide a través de criterios como la innovación tecnológica y la modernidad del estilo: el resultado es que solamente las páginas y las herramientas más recientes sobreviven, mientras lo obsoleto cae en el olvido. Así es para la mayoría de nosotras, pero no para Olia Lialina, net.artista de origen moscovita, exploradora digital, archivadora y modelo de GIFs animados.

La razón es en realidad muy sencilla: siempre ha existido una fuerte tendencia en las culturas digitales a invisibilizar la tecnología subyacente y “naturalizar” los gestos y hábitos de los usuarios. Es precisamente en los estilos aparentemente obsoletos o en las plataformas abandonadas donde es visible el rastro de la presencia de usuarios tomando decisiones creativas e inesperadas, moldeando las simples herramientas a disposición para que pudieran expresar sus gustos estéticos o sus mensajes.

“El desarrollo del Ordenador Invisible” - sostiene Olia - “da lugar a la creación del Usuario Invisible”, un usuario estandarizado e inconsciente de sus derechos y en particular uno, que los resume todos: el derecho a utilizar la red de manera insólita, ingeniosa, no prevista por los programadores originales. Que es precisamente lo que hace Olia Lialina desde que en 1996 hizo un experimento narrativo con la entonces nuevísima tecnología de los “frames”. “My boyfriend came back from the war” se convirtió enseguida en un clásico del net.art, una corriente experimental interesada en el Web 1.0 como terreno de operaciones vanguardistas con herramientas tan cotidianas como un ordenador y una conexión internet.


En los últimos años Olia se ha dedicado al folklore digital, en torno al cual ha publicado el libro de igual nombre. Y sus experimentos continúan: “Summer” es el nombre del GIF animado más frágil del mundo, cuyos fotogramas están alojados en páginas web diferentes. Con Dragan Espenschied está publicando automáticamente varias veces al día portadas de sitios web de Geocities, rescatados del enorme archivo de esta plataforma hace tiempo muy popular y hoy en día desaparecida (“One Terabyte of Kilobyte Age”). Y en su página personal hay unos links para dar un “like” a su Pinterest y Facebook, haz clic y darás un imposible salto en el tiempo a Facebook en 1997